Desde aquel “oso latza izan da” pronunciado por Joxe Arregi el 13 de febrero de 1981, poco antes de morir a causa de las graves lesiones producidas por las torturas a las que fue sometido, se denuncia la aplicación de la misma contra ciudadanas vascas como parte de la estrategia represiva del Estado Español. Año tras año se recuerda a quienes nunca volvieron de aquel infierno. También a las miles de personas, mujeres y hombres que, desgraciadamente, pasaron por ese calvario. [...]

La Fundación ha estado preparando y contrastando las aportaciones con todos sus miembros desde que la Secretaría presentara el Plan el pasado abril. El fruto del trabajo de estos meses ha sido presentado el 23 de junio en la delegación del Gobierno Vasco de Bilbao. 2017-06-23 12:51:41[...]

Pese a que las aportaciones han sido redactadas tomando como referencia la estructura misma del Plan, tienen sentido de “enmienda a la totalidad”, debido a que plantean la revisión de diversos aspectos recogidos en los apartados del Plan. Se ha presentado organizadas según cuatro grandes ejes: el primero de ellos recoge las aportaciones que hacen  referencia al carácter plural y heterogéneo de las víctimas; el segundo aquellas que demandan la diversidad de los agentes violentos implicados en el conflicto; el tercero, las que subrayan la verdad como garantía básica de no-repetición; y por último, las que hacen hincapié en la participación más activa de los agentes sociales.

En general, la propuesta de Plan que se presenta contiene conclusiones y afirmaciones que se encuentran en el campo de lo subjetivo y parecen responder más a una posición ideológica que a una propuesta de trabajo de una institución pública que ha de velar por el bien común. En este sentido, son reseñables algunas ideas: categorizaciones de víctimas según el tipo de violencia sufrida (y como consecuencia, desproporciones en la legislación de reconocimiento y reparación de las mismas); graduación de las violencias empleadas en el contexto del conflicto; referencias difusas al hablar de la violencia practicada por el Estado; uso político de principios éticos ampliamente compartidos (como por ejemplo la reflexión crítica del pasado); uso de terminología manifiestamente excluyente; fraccionamiento arbitrario y político de la historia, etc. Egiari Zor ha preparado y presentado sus aportaciones para tratar de corregir este tipo de cuestiones.

Como conclusión, se puede decir que a grandes rasgos, el Plan propuesto no cumple las expectativas esperadas y deseadas y debiera ser, en opinión de la Fundación, revisado en su totalidad. En ese sentido, se ha transmitido al Gobierno Vasco la plena voluntad de colaboración de Egiari Zor para participar en la elaboración de un nuevo Plan que recoja una perspectiva más amplia y más adecuada a la realidad.

2017-2020 Bizikidetza eta Giza Eskubideen Plana. Egiari Zor ekarpenak_gazt.pdf

Egiari Zor Fundazioa