Han sido muy plurales y diversas las formas de violencia de las que se han valido los Estados durante largos años en el contexto del conflicto político de Euskal Herria. Son, por lo tanto, igual de plurales y diversas las víctimas que estas violencias han generado.

Tratar de enumerar cada una de ellas es una tarea de enormes dificultades, pues cada una de las vidas humanas que de una manera u otra han sufrido las consecuencias del conflicto en sus carnes puede (y debe) aportar un matiz diferente sobre la violencia vivida.

Aún y todo, observar el número de personas muertas, heridas y torturadas, puede ofrecernos una fotografía lo suficientemente aproximada de la realidad vivida.

Personas heridas

Por el momento, no existen estudios que cuantifiquen de forma global el número completo de personas heridas por la violencia llevada a la práctica por parte de los Estados. Según datos del Gobierno Vasco, entre los años 1960 y 2013 fueron 746 las personas heridas por las fuerzas de seguridad, y 426 las heridas por grupos parapoliciales y de extrema derecha.

Pese a ello, la realidad es mucho más amplia. Como ejemplo, en un único día, el 3 de marzo del año 1976, en la masacre de Vitoria-Gasteiz, fueron 60 las personas heridas en 15 minutos (44 de ellas con heridas de bala).

Oficialmente reconocidas

El Decreto 107/2012 de la CAV reconoce a 66 personas heridas mediante armas de fuego (55 casos) o balas de goma de entre los años 1960 y 1978. Evidentemente, este informe muestra tan solo una pequeña muestra de la realidad completa.